domingo, 6 de abril de 2008

Mensajes de piel



Qué te digo si no me quedan palabras,
si todo lo que sé decir puedo expresarlo
solamente con signos,
y los signos son muecas elevadas
deliberadamente con mis manos
y vos no estás viéndome.

Qué te digo si apenas hay aire
y no es suficiente para arrastrar mis sonidos,
si entre sueños tus labios se olvidaron de nombrarme,
si la noche desoye mis reclamos
y la luna secuestró tu andar etéreo.

Llevo siglos escribiendo mensajes de piel
en la envoltura frágil de una roca,
jeroglíficos sin nombre que sólo vos
podés entender.

No puede costarte tanto encontrarme,
si vos solés tantear mis caderas
con la premura del hambriento,
si vos solés devorar mi mirada
con la seguridad de saber
que seguiré el camino que me trazaste.

Estoy acá, desvestida y transparente,
hecha alma, manantial de emoción,
esperando recorrer tus pabellones
vacíos de humanidad,
para desterrarte de una vez
la tristeza.

07/04/08.




2 comentarios:

Walter Faila dijo...

Un honor tenerte aqui, mi querida amiga. Gracias

Ro dijo...

El honor es mío querido. Compartir este espacio con tantos talentos es un placer.
Gracias a vos.